Servicios

Servicios ofertados por AVIMOR a todos sus asociados

Regular y coordinar el ejercicio profesional de la visita médica en la provincia de Ourense, con el objetivo de informar al colectivo médico de la medicina pública y privada, en todos sus centros de trabajo: Hospitales, Clínicas, Ambulatorios, Centros de Salud y Consultas Privadas,

Los Informadores Técnicos Sanitarios representan en nuestra provincia a los Laboratorios Farmacéuticos Nacionales y Multinacionales registrados en el Sistema Nacional de Salud.. El trabajo del Informador Técnico Sanitario consiste en informar a la clase médica de las características científico técnicas de los productos farmacéuticos a través de sus fichas técnico-clínicas y documentación científica, resultados de congresos, talleres, publicaciones, trabajos, simposios, extractos de revistas médicas, etc...

La clave de la actividad de AVIMOR radica en la casación de demandas de citas de programación de visita médica de sus asociados, con las restricciones horarias numéricas y geográficas pactadas por la propia Asociación, con los distintos servicios sanitarios del Servicio Galego de Saúde (SERGAS). para cada uno de los centros de trabajo.

Estas variables son modificables y atienden a diferentes causas de disponibilidad de los médicos, cambios en los horarios de consulta, criterios propios del centro, etc... La buena gestión y adecuada casación supone un beneficio directo para los pacientes de la red sanitaria, en tanto que los tiempos de trabajo se adecuan a los fijados con los médicos sin interferir, de modo alguno, en la atención al paciente por parte de la clase médica y sanitaria, que no ven reducidos los tiempos, y también para los propios asociados de AVIMOR, que pueden planificar de forma organizada, su trabajo diario.


CÓDIGO ÉTICO DEL INFORMADOR TÉCNICO SANITARIO

La información científica sobre medicamentos incluye información sobre su composición, campos de aplicación, características, advertencias y forma de aplicación.

Ellos son el resultado de ensayos clínicos que describen la eficacia, los efectos secundarios y los efectos de adicción, y tienen como objetivo garantizar el tipo correcto de aplicación de los medicamentos.

El Informador Técnico Sanitario tiene la tarea de informar periódicamente y en nombre de su empresa, a los médicos y a los farmacéuticos.

Otro objetivo del Informador Técnico Sanitario es dar a su empresa, la información que le han facilitado los usuarios que visitó, el tipo de aplicación y los posibles efectos secundarios.

La Unión Internacional de Asociaciones de Delegados Médicos (UIADM) es consciente del significado y del alcance de las actividades de los Informadores Técnicos Sanitarios en el contexto de la salud pública. Desea definir las relaciones dentro de la profesión y proporciona, a raíz de sus estatutos, el código de conducta y su contribución para un uso correcto y ético, de la información científica sobre medicamentos.

El texto de este código es para las instituciones internacionales competentes, las organizaciones sociales y los grupos profesionales.

LAS REGLAS:

1. RESPONSABILIDAD SOCIAL:

Los Informadores Técnicos Sanitarios son los mediadores de la información y las relaciones entre:

1.- Las empresas. que exploran, producen y distribuyen medicamentos,

2.- Los usuarios, que prescriben o utilizan medicamentos,

3.- La totalidad del personal médico, que administra el medicamento, y en última instancia, el paciente.

Los Informadores Técnicos Sanitarios aseguran a sus clientes el acceso a la información, y contribuye a la seguridad de los medicamentos.

Sus acciones de este modo, a su vez, requieren la mayor objetividad posible y la responsabilidad personal, hacia los temas de salud pública.

Por tanto, el Informador Técnico Sanitario, debe cumplir con las normas éticas precisas.

2. REGLAMENTOS FARMACÉUTICOS Y DE SALUD:

Los Informadores Técnicos Sanitarios deben adherirse a los medicamentos en cuestión, a las leyes, reglamentos y directrices que se especifican públicamente, en todas las áreas de aplicación, especialmente la información.

Los Informadores Técnicos Sanitarios deben negar todo tipo de infracciones en contra de la legislación propuesta y en contra de la humanidad y la lucha contra este tipo, especialmente en lo que se refiere a la prescripción ilegal de medicamentos.

3. LA OBJETIVIDAD DE LA INFORMACIÓN:

El Informador Técnico Sanitario debe observar y seguir la información científica relativa al medicamento.

Su información debe ser objetiva y con base en la información de la empresa y de su conocimiento profesional.

Él debe mantener sus conocimientos al día, en el interés del prescriptor y el paciente, y que debe ser sólo sobre la composición, las áreas de aplicación, las propiedades y la eficacia, así como los efectos secundarios y contraindicaciones y finalmente, informar la dosis del medicamento.

Las actividades de los Informadores Técnicos Sanitarios son satisfacer las necesidades de los pacientes y la salud pública.

4. SECRETO PROFESIONAL:

Del mismo modo que el usuario que le da su confianza, el Informador Técnico Sanitario está obligado al secreto profesional, esto significa que él no debe publicar información confidencial de carácter privado o profesional que se le haya confiado por médicos, farmacéuticos, y resto de profesionales del servicio sanitario, ni de comunicaciones confidenciales que pueda recibir de pacientes en las salas de espera y en el ámbito hospitalario,

Del mismo modo, no debe publicar comunicaciones confidenciales de sus clientes.

5. COMPORTAMIENTO:

El Informador Técnico Sanitario se debe, entre otras cosas:

1.- Por su comportamiento, para adaptarse a su campo de actividad y permitir la atención médica de hechos, en una colaboración profesional con sus interlocutores,

2.- Al ejercicio de sus deberes a conciencia y cumplir entrando voluntariamente en acuerdos con sus clientes,

3.- Al ejemplo proporcionado por las Asociaciones de los Informadores Técnicos Sanitarios, cumpliendo sus directrices

4.- Y por último, no debe mover su profesión ni de obra, ni de palabra, en una mala luz, sino todo lo contrario, hacer todo lo posible por promover su valor y reputación.